R-E-S-P-E-T-A tu cuerpo

Como ya vengo hablando hace mucho tiempo cuidar tu piel para tener una buena imagen es fundamental.  Por ello debes cuidar tanto o más tu parte interna como la externa.  Si cuidas  y respetas tu piel debes hacer lo mismo con tu cuerpo. El cuidado facial es algo más profundo y de lo que debemos ser conscientes.

A continuación te explico algunos consejos de salud en general que a la vez pueden tener un gran impacto en tu piel.

Bebe mucha agua

Sí, aunque todo el mundo lo diga y lo repitan hasta la saciedad, beber agua es muy necesario. Nuestro cuerpo contiene aproximadamente un 60 por ciento de agua, por lo que ingerir al menos 2 litros diarios es imprescindible para que nuestro sistema inmunitario se mantenga en plena forma.

El agua también se relaciona con la circulación sanguínea, que nos ayuda a mantener la piel radiante y fresca.

Un error habitual es creer que el agua que bebemos irá directamente a nuestra piel, pero no es así, primero va a los riñones,  pulmones al corazón y al resto de órganos.

Conseguirás los mejores resultados si bebes suficiente agua y además hidratas la piel y aplicas humectantes que retengan la hidratación de la piel.

Duerme lo suficiente

Dormir es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti.  Mientras duermes la sangre fluye hacia la piel y le aporta oxígeno. Además se genera más colágeno y se drenan los líquidos y las toxinas de la piel. La falta de sueño debilita la barrera cutánea, lo que puede provocar la entrada de bacterias perjudiciales y otras sustancias desconocidas.

Reduce el estrés

El estrés es algo que todos debemos aprender a controlar ya que puede tener un impacto significativo en nuestro estado de salud en general. En la piel se revela en forma de erupciones y envejecimiento prematuro.  Nos resta energía para afrontar nuestras actividades cotidianas, y merma mucho nuestra capacidad de acción y decisión.

2017-11-29T08:50:13+00:00

Leave A Comment