Cambio en tu rutina de belleza

Cuando empieces a pensar en crear tu propia rutina de cuidado facial, no te dejes intimidar por la idea de que tendrás que gastar una cantidad elevada de dinero, utilizar infinidad de productos o  tener que despertar una hora antes cada día para conseguir tener una piel bonita y cuidada.

Si eres una persona ocupada es fácil que te olvides de tu piel. Pero la mejor motivación y la más duradera, es el deseo de considerar que tu rutina de cuidado facial es una parte de tu bienestar general.

Necesitas limpiarte la cara, exfoliarte, hacerte tratamientos, hidratarte y protegerte la piel a conciencia, y lo creas o no esto no debería llevarte más de cinco o diez minutos por la mañana y otros cinco o diez minutos por la noche.

En el cuidado facial, como en la vida, el cambio es bueno.

2017-12-14T10:46:22+00:00

Leave A Comment